La dictadura de la democracia y cómo opositar a ciudadano

La democracia es otro tipo de dictadura, así de claro. Y es más opresora y totalitaria cuanto más ignorante sea la sociedad que la compone. O, más permisible, claro.

Y es que en el país de los seis millones de parados, con una tasa juvenil de desempleo que supera el 50%, un país en el que los banqueros jugaron un monoply real desembolsándose miles de millones en indemnizaciones mientras sus bancos quebraban y un país en el que el Jefe del Estado ha sido relacionado con los corruptibles negocios de su yerno, miembro de una Casa Real que  además fue legitimada por Franco, pues él fue quien nombro a Juan Carlos como sucesor de la Jefatura del Estado. Un país dónde se ha cometido una de las mayores estafas de la historia de la humanidad en forma de preferentes, un país en el que los principales sindicatos se sentaron en la mesa donde nacieron estas preferentes, un país que ni siquiera elige a su presidente es, en efectos, una dictadura. Y podría seguir.

Max Weber (1864-1920) ya avisó del peligro de la democracia pues, aunque él acuño los conceptos “voluntad popular”, ”el gobierno del pueblo por el pueblo” o “reducción del poder al mínimo o libre elección de los dirigentes”, asertó que el monstruo de la burocracia ensombrecería la sociedad democrática. Webber, ya por entonces, llegó a la conclusión de que no se produce la reducción del poder al mínimo y sí, en cambio, se producía la reducción de los dominados respecto de los dominantes, ya que la democracia puede producir una posición autocrática de los gobiernos sin capacidad de participación en los procesos que a ellos les es soberano. Recordad aquello de “el pueblo es el soberano”. Todo mentira.

En la historia de la España “democrática” sólo se han producido dos referéndums (que son aquellos vinculantes, es decir, su resultado será aprehendido por la ley). El primero de ellos fue sobre el ingreso en la OTAN y el segundo sobre la aprobación de Constitución Europea, inerte hasta hoy. Y qué decir de las Iniciativas Legislativas Populares (aquellas que deben reunir al menos 500.000 firmas en menos de 12 meses cuándo hay países como Suiza o Austria en los que, aunque tengan menor población, con 100.000 o 200.000 firmas es suficiente) y que en España sólo han conseguido llegar al Parlamento 2 de 92 totales y que han sido la de los desahucios (que ya sabemos cómo acabó) y la relativa a los toros como bien de interés cultural. Las dos Epañas, vaya.

Y nuestro presidente que no es tan nuestro. Resulta que en nuestro país no elegimos al Presidente del Gobierno si no que nosotros votamos un partido político con unas listas cerradas y ellos, junto con su partido en mayoría, envisten al que quieren como Presidente, presuponiendo que del partido que hemos votado reúne todas nuestras convicciones. Situaciones que no hacen más que evidenciar la brecha entre electorado y representantes soberanos del poder.

Y es que ellos son nuestros representantes. Representantes del pueblo que se supone que son parte del pueblo, el cual decide ceder su poder decisorio en un grupo de profesionales de la política porque no existe forma mejor de ser gobernados y gobernantes. Pues también mentira.

Existe la democracia directa, existen los referéndums y consultas populares y existen los lobbies. En Inglaterra, por ejemplo, los políticos tienen la obligación de hablar con cualquier ciudadano que se presente en el Parlamento durante estos lobbies. Imagínate aun desahuciado en un frente a frente con Rajoy, o a los afectados por el Fórum ante Zapatero. Pensado así podríamos convertirlo en un show de prime-time a modo de Sálvame, que cómo nos gustan. Pero aquí no tenemos ni la conciencia ni las ganas. Supongo que la cultura hace mella en nosotros pero me niego a pensar así. Algo tendrán que ver, por ejemplo, las ocho reformas educativas: LGE, LOECE, LODE, LOGSE, LOPEG, LOCE, LOE, LOMCE, que del “soy analfabeto” hemos pasado al “gracias a Dios, soy analfabeto”.

Hay opciones, y muchas. Desde una España federal sin una monarquía irresponsable e inmune, a un modelo presidencialista en el que podamos elegir Jefe de Estado y que pueda servir de contrapartida a un Parlamento mal configurado, por ejemplo. Y digo mal configurado porque en España el bipartidismo es por sistema, perjudicando a los partidos pequeños, algo a lo que hoy en día no hay que tenerle miedo. Senado fuera, y si no con capacidad decisoria. Listas abiertas, fuera imputados de listas electorales, cambio de la LOREG… Son muchas las opciones y muy buenas.

Pero es que luego está el españolito medio y volviendo a aquello de lo de la dictadura de la democracia me refiero a que el pueblo está malintencionadamente “analfabetizado”. Durmiente. Manso. No protestamos y nos da igual, total, pagar un 5% más por todo lo que compro no me importa, ya tengo el BMW. Pero si esta noche hay partido de la Selección. Chachi, que así nos va, que todos votamos por igual, hasta el más venenoso. ¿Y cómo solucionar esto? Pues con educación. Una educación pública sin dogmas, libre y sana. Con un grado de educación cívica podríamos opositar a ciudadanos.

¿Cómo? ¿No somos ya ciudadanos? Pues no. Somos idiotas. Idiotas que han perdido el sentido del gusto por evolucionar y alcanzar mayores metas. ¿Para qué? Si yo tengo un curro de puta madre. ¿Para qué? Si a mí esta noche me ponen la Champions. Pues nos estamos equivocando y aquí lo que pasa es que no pasa nada. Deberíamos concienciarnos del poder que tenemos y que nos pertenece, y que revolución tras revolución, hemos alcanzado un espejismo de Estado del Bienestar, que podría existir, y luchar por él.

Opositar a ciudadanos es nuestro deber y será nuestra recompensa.

Los medios de comunicación han conseguido ser formadores y no informadores de la opinión pública y los que mandan aquí han conseguido desestructurar y desmembrar a la sociedad. Cuando no utilizan cortinas de humo llegan al extremo de inventar contenidos, cifras o incluso censuran acontecimientos. Es por ello que nosotros, como sociedad, nos hemos convertido en nuestros propios enemigos, dueños de una mentira que de tanta repetición, se ha convertido en verdad. Dueños de legitimar un gobierno con una mayoría y no ser capaces de reclamar nuestro programa electoral. Dueños y culpables de excarcelaciones de criminales. Dueños, culpables y responsables de la connivencia con la no existencia de la división de poderes, donde hasta los jueces del más alto tribunal tienen el logotipo del partido político de turno tras el respaldo de sus sillas. Donde ley y legislador se han convertido en lo mismo y dónde carisma y talante prevalecen sobre la razón y la honradez. Nos vamos a la mierda, y tú leyendo esto.

Anuncios

10 comentarios en “La dictadura de la democracia y cómo opositar a ciudadano

  1. Totalmente de acuerdo. Hace mucho tiempo que digo que este es el país de ” no pasa nada”,” nunca pasa nada”, . Sabemos que nos la van a enchufar por detrás y lo único que se nos ocurre es bajarnos los pantalones. Al final todo se reduce a avaricia y la falta de solidaridad. “Nadie piensa en nadie” cito textualmente una frase que me dijo una persona que tuvo cierto peso político dentro la estructura de este pais. J

  2. Abusas de la negrita. Has puesto Max Webber (crimen). Lo principal: Utilizas dos registros totalmente distintos (en un parrafo, hablas de Max Weber y usas la palabra “asertó” -muy culta en inglés, pero en castellano no existe como verbo, es ‘aseveró’- ; en el resto del artículo, hablas con lenguaje de barra de bar).

    Si dices que la democracia es totalitaria, creo que estaría bien explicar qué entiendes por totalitarismo. Sheldon Wolin, por ejemplo, explica algo no muy alejado a tu argumentación bajo el concepto de “totalitarismo invertido”. Pero como es una afirmación muy fuerte, lo ata todo muy bien. Es muy apañao’, el hombre.

    Creo que deberías dedicarle más tiempo a redactar los artículos que escribas y enfocarlos hacia algo en concreto (buscando una aproximación con cierta cohesión, ya sea una argumentación lógica, un relato, una experiencia). Algo que parezca menos un estallido, aunque el tema te apasione y lo vivas con intensidad, igual un canal escrito pide algo más de calma -que no asepsia-.

    Y, en cuanto a los argumentos, son bastante facilones. Cúrratelo un poco más. A lo mejor, desarrollando más lo que escribes en cada párrafo, y con más riqueza académica y/o literaria*-supongo que estás haciendo una carrera de esto-, podrías hacer varios artículos diferentes interesantes.

    Caña pediste. Pero no te desanimes porque sea despiadada. No se nace sabiendo.

    PD (y esto ya más opinativo): Tienes una visión muy elitista considerando a los ciudadanos simple y llanamente idiotas. Muy Schumpeteriano. ¿quieres hacer referéndums a un pueblo de imbéciles? Vaya despropósito. Para eso le damos el ‘management’ de la política a los profesionales, que son los que saben. ¿No?
    Lo de que de repente se conciencien y se conviertan en ciudadanos, a menos que se refiera a todos de golpe, lo que legitima son las vanguardias y los liderazgos elitistas competitivos. Algo que con los referendums y la democracia directa no termina de pintar demasiado.

    Pero, independientemente de que tengan o no sentido para ti los ultimos dos párrafos, quédate con lo de arriba -no seas de los de “este no piensa como yo, así que todo lo que dice es falso-.

    1. Lo primero de todo, gracias BX. Es, sin duda, una crítica constructiva y sería un idiota ignorándola. Estoy empezando en este mundillo y me queda mucho que aprender. Muchísimo.
      Así que de nuevo te agradezco que me hayas dedicado unos minutos de tu tiempo y de forma respetuosa.

      En primer lugar tienes razón, error flagrante al poner Webber y no Weber, supongo que la fórmula 1 habrá tenido parte de culpa ;). Luego, por otra parte, decirte que sí que existe la palabra aserto en el castellano, aunque tienes razón en lo del verbo asestar, el cual no existe. Mi problema fue que, dudando de si estaba bien dicha o no, busqué en rae.es si existía la palabra “asertó” y al salirme “aserto”, no estuve lúcido en buscar el verbo y supuse de su existencia.

      En lo referente a qué entiendo por totalitarismo pues te diré que algo así como el sistema de poder estructural que han construido en base a una serie de miedos, ilusiones o ideas y que han reducido nuestra libertad a la nada. Más libre era un pastor en la época romana que ahora cualquiera de nosotros. La verdad que no he leído la teoría de Sheldon Wolin, pero sin duda lo haré. Tienes razón cuando te refieres a que le pongo más pasión que método, pues ahora reúno bastante más de lo uno que de lo otro, pero por algo habrá que empezar… Además, me he visto un poco obligado – error – a escribir algo propio y con “gancho”, así que te reconozco el demérito que eso constituye, por lo que prometo exigirme cada día más y ser más aséptico, como bien me recomiendas.
      Antes mencionabas, que no se me olvida, lo del lenguaje de la barra de bar. Bueno, supongo que algo de “ristomejideismo” tenías que meter.
      Por último comentas que considerar idiotas a los ciudadanos es elitista y que a la vez pretendo darle voz a esos idiotas. Pues sí, tienes razón en parte. Somos idiotas: el pueblo, tú y yo.

      Esta idea la expongo con un doble filo. Me explico. Por un lado creo que el sistema se “dibuja” desde los medios de comunicación (mass media) y éstos, a propósito, nos idiotizan, nos engañan y nos manipulan, y referencias sobran. Pero, por otro lado, creo que con un poco de educación y esfuerzo, podemos y debemos ser más inconformistas. Inconformistas con un sistema que la mayoría ya consideramos obsoleto. Además, si tú y yo estamos teniendo esta conversación, los demás también pueden. Y no con ello digo que yo tenga respuestas para todo, simplemente expongo mis ideas y hago ver fallos que a mi modo, aún prematuro, de entender las cosas, son remediables. Por lo tanto no digo que el pueblo sea idiota desde una perspectiva elitista ni mucho menos, y si es así, no desde la mía, si no desde un tercer punto de vista dónde élites y el resto de las clases estamos por debajo.

      Termino dándote de nuevo las gracias y prometiéndote intentar desarrollar más y mejor los temas, pero también es verdad que me da miedo perder la sintonía con el “gran público”. Supongo que entenderás que hago esto no por fama ni por dinero, ni por nombre ni por gloria, sino por tratar de hacer llegar mi vocación a los demás.

      Un saludo!

  3. Yo no he recomendado asepsia, ni creo que ‘método’ sea la fórmula mágica. Solo que pienses qué quieres decir y cómo puedes decirlo lo mejor posible. Los giros, las metáforas, y la pasión pueden ser geniales, y ayudan en la academia y en el periodismo; siempre que el resultado final no sea confuso y disperso.

    Con los mismos elementos del “mismo discurso de siempre”, a veces algo más y una idea de cómo articularlo se puede hacer un texto original y genuino. Y eso puede tener sintonía con el público y ser una forma de hacer llegar tu vocación.

    (Igual digo obviedades)

    1. Gracias de nuevo por tus consejos, no dudaré en seguirlos.

      Espero que te guste el blog y que no dejes de comentar, ya que sin vuestro apoyo no tendría sentido.

      Un saludo.

      PD: Perdón por la tardanza en responder pero estoy en plena época de exámenes!!

  4. Me ha gustado, aunque coincido quizá en que el artículo tiene más corazón que cabeza. A pesar de todo creo que ello lo hace o lo hará blanco de mayor número de comentarios y no lo limitará a un debate puramente teórico alejado de quien desconozca el campo.

    Siguiendo una línea señalada por @BX y que me parece muy interesante, entregamos el, cito, “management” de la política a los profesionales, algo que supongo se parece bastante a lo denominado contrato social. Lo que me resulta alarmante en nuestro caso es la clara falta de profesionalidad de los profesionales que gobiernan, y disculpen la reiteración. No me refiero a que se dediquen a jugar a Apalabrados durante las sesiones de la asamblea de Madrid sino a que hace tiempo que ningún político demuestra ni siquiera un mero ápice de competencia para hacer uso del cargo otorgado, en ninguno de los dos lados. El rancio pragmatismo cortoplacista, falto de ética y de cualquier interés más allá de perpetuarse en el poder hace que nuestros profesionales encargados de ese “management” se hayan convertido únicamente en una banda de usureros (y disculpen, de nuevo, esta verborrea con mala leche).

    Como ejemplo no hace falta más que detenerse a observar, en este país falto totalmente de división de poderes, la escasez de comités de expertos consultados o la falta de conversaciones con los colectivos afectados a la hora de tomar determinadas decisiones. Nos hemos acostumbrado a la imposición por la fuerza (de forma figurativa) como forma de tomar una decisión.

    No me alargo más. Gracias por el hueco y el artículo.
    Fdo: otro idiota.

    1. En primer lugar gracias por tu comentario.
      Es agradable que entendamos que precisamente el objetivo del blog es el de hacer llegar a todos “la cosa pública”. Y te apoyo completamente en lo relativo al hartazgo de tener una clase política tan pobre. Pobre de recursos y pobre de iniciativa. Es por ello que tenemos que exigir que, al igual que un ingeniero recién salido de la facultad –que los conozco – no encuentran trabajo aún estando sobradamente preparados, sean los políticos igual de exigidos en su empeño.
      Gracias por compartir tu tiempo con nosotros y espero que te siga gustando el blog. Te recuerdo que puedes enviar cualquier contenido y ser tú también protagonista. Te recuerdo el mail: bajoelpanteondeparis@gmail.com

      Un saludo.

      PD: Perdón por la tardanza en responder pero estoy en plena época de exámenes!!

  5. Yo, como siempre me voy a olvidar de la terminología. La cual tiene importancia, pero a la cual @BX ya ha dado una crítica más que constructiva. En primer lugar, enhorabuena me “mola” poder enterarme de la actualidad de este modo con la suscripción al email más ahora que me voy a Canadá, pero más aún me gustan estos artículos de opinión sobre los que “discutir” debatir, de buen modo, y no del modo que se hace en Facebook a veces donde hay gente que se piensa que tiene la verdad absoluta. Enhorabuena también por gastar tu tiempo de este modo.
    En primer lugar, iré por párrafos. La democracia es un tipo de dictadura: Sí y No, la verdadera democracia, imposible de existir no lo es. La sociedad es ignorante: Si, no hay más que ver el sistema educativo.
    Siguiendo, Tasa juvenil mayor del 50% ya te deje en Facebook la ponderación de ese dato, por lo cual es erróneo. Yo estoy dentro de ese paro juvenil, y estoy estudiando, y, no busco trabajo. También está dentro de ese dato la gente que contabiliza en B. Con lo cual no negando que sea elevado, si es erróneo.
    Haces una crítica al Rey directamente, el cual para mí merece un respeto por haber permitido tener este sistema, malo, pero tenerlo. No hay que recordar la transición la cual todos conocemos. Ahora bien privilegios de familiares etc es otro tema.
    Franco, es muy lamentable que muchos de los sistemas vengan de él y no hayan mejorado, quitando asesinatos y guerra cosas buenas tuvo e hizo.
    Sindicatos, eso no son sindicatos (otro tema para hablar, si te apetece).
    Lo de Weber bueno, tiene su sentido, pero con buena educación, que no igualdad, la democracia cobra sentido.
    Los referéndums para mí son un error, al igual que el sistema de votación. De que me sirve un referéndum si la mayoría de los españoles que no de sangre sino incluso nacionalizados (no es por ser racista, pero aquí los papeles y las nacionalidades se regalan como churros el día de la hispanidad, normal que no haya patriotismo por otro lado) no tienen una buena educación y por tanto, no tienen asentadas sus ideas?
    El sistema de firmas está bien, pero muchas veces te obligan hasta a firmar. Pongo ejemplo cierre de las urgencias de barajas de las cuales para reducir gastos, veo correcto su cierre. Prefiero tener mas summa que ese sistema de urgencias. Pero tuve que firmar, casi a presión. Por tanto, firmas = no fiable.
    Sistema educativo, yo volvería al sistema de mi señor padre, con aquellos sistemas de becas que premiaban al buen estudiante y no al vago como hoy en día, aunque bueno con las subidas de tasas de segundas matrículas, la gente ya se piensa si matricularse para vaguear. OLE por esa subida.
    Finalmente decir, que hay que empezar en la educación y acabar en la educación, todo lo demás viene solo.

    1. Como siempre y en primer lugar volver a agradecer tu participación!!

      Y como respuesta en lo relativo a la cifra del 50%, porque son datos de estimación de muchos medios de comunicación e incluso barómetros oficiales. Por eso señalo que son por encima ya que muchos de éstos la sitúan por encima. Como siempre, hay que ser escéptico con los datos pero créeme que debe andar por ahí la cifra. ¿Qué se page en B? Pues sí, pero no por deferencia del empleado si no por imposición del empleador, que le sale más rentable y en España, al no haber medios que persigan este delito, pues es muy común. No recuerdo los datos de la economía sumergida pero un día hablaré de ello. Además, al haber una demanda de trabajo tan alta, es posible que muchos renunciemos a pagar impuestos si conseguimos el empleo, aunque eso nos perjudique gravemente y más con la cotización para la pensión a partir de los 25-27 años. Aunque la verdad que yo doy por muertas las pensiones.

      La transición fue una guarrería Jose, y la crisis del estado autonómico es otro ejemplo de ello. Nacionalismos, convenios y contratos injustos (País Vasco y Navarra), parlamentarismo rígido (bipartidismo), etc… son más ejemplos. Y el Rey, que tuvo el papel que tuvo en su momento, fue muy lógico y racional. En el 78 en Europa no se iba a permitir otra dictadura así que fraguó bien su situación dentro del sistema, se blindó judicialmente y bueno, que haga buenos o malos negocios para España es de lógica aplastante, para eso se le paga, no para ir a los desfiles o a la final de Copa. Y como reflejo en el artículo fue legitimado en el poder por Franco, luego para mí carece de ella y veo justo un referéndum para elegir nuestro sistema de gobierno. Y que hables bien de Franco… pues oye, tienes tu opinión y he de respetarla, pero vamos, si un dictador realiza algo bueno es también por lógica, para reforzar su legitimad en el poder. Pero fue un genocida, y podrás decirme que también los hubo en el otro lado, que los hubo, pero para mí todos censurables.
      En lo de la nacionalización no entro porque no creo que tengas razón, a un nacionalizado le interesará igual que el país que lo acoge vaya a mejor ya que significan más oportunidades así que no veo más razón para debatir.
      Lo de las firmas pues bueno, si te sentiste intimidado es problema tuyo y de la educación de los demás, hay que tratar de defender tus ideas y no sentirse nunca intimidado por ello.
      De nuevo te agradezco tu nueva participación y espero que te esté gustando el blog.

      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s