CONSPIRACIONES QUE RESULTARON SER CIERTAS (PARTE 2)

Como prometimos, llega la segunda entrega de “Conspiraciones que resultaron ser ciertas”. Esta vez, dejando un poco de lado el tema de la experimentación en seres humanos, iremos un poco más hacia atrás en el tiempo. El escenario: la Segunda Guerra Mundial.

Operación Paperclip

Todo comenzó con la Lista Osenberg. Tras la flagrante derrota alemana en la Operación Barbarroja y el ingreso de EEUU en el la II Guerra Mundial, Alemania decidió cambiar de estrategia. Hitler, por entonces, ordenó elaborar una lista de grandes científicos alemanes para incorporarlos a la causa militar y tratar de desarrollar nuevas armas. Esta lista contenía nombres como Wernher von Braun, un portentoso científico, inventor de los cohetes V-2, y que ya desde la década de 1930 trabajaba con Hermann Oberth, padre del cohete alemán. Además, la lista reflejaba otros como Otto Ambros, uno de los autores de crear y utilizar el gas Zyklon-B en los campos de concentración nazis. De hecho, fue él quien tomó la decisión de construir una fábrica al lado Austwitchz para producirlo allí mediante mano de obra del propio campo de concentración con los que después experimentaba. Todos ellos pasaron a engrosar el aparato militar del Reich.

Tras la derrota nazi, una idea resurge en el estado mayor estadounidense: La Lista Osenberg. Denominada así por su ejecutor Werner Osenberg (quien dirigió la sección científica de la Gestapo encargada de verificar la confiabilidad política de los científicos que trabajaban para el Reich) constó de unos 15.000 nombres de entre científicos, físicos, matemáticos, etcétera. Los ordena conforme su utilidad y decide tratar de embarcar hacia EEUU a los mejores entre los seleccionados.

Cabe señalar que el Presidente Roosvelt denegó categóricamente efectuar tal plan y se le atribuye a la Joint Intelligence Objectives Agency (JIOA) la elaboración de mencionada lista y actuar, por tanto, a espaldas de la Administración. Pero también es cierto que se produjo una extensa campaña de propaganda como método para disuadir a la opinión pública de relacionar a algunos “sabios alemanes” recién llegados con figuras del exterminio nazi, así que suponemos de la connivencia de ésta.

La Operación Paperclip fue la ejecución de tales planes y así llegaron entonces más de 700 científicos a territorio estadounidense, aunque se habla incluso de hasta 1.500. En el marco de una operación secreta, y con el paso de los años, muchos de estos criminales de guerra llegaron a ocupar puestos de alta responsabilidad.

Uno de los casos más asombrosos es el del ya descrito Wernher von Braun, pues llegó a convertirse en alto ejecutivo de la NASA y a él se le atribuye la hazaña de poner al hombre en la Luna mediante el Saturno V, basado en el diseño de los V-2. Hubertus Strughold fue otro de los científicos “Paperclip” y que, bajo el régimen nazi, experimentó con cobayas humanas, generalmente prisioneros de guerra, cosas tales como la resistencia al frío, a la absorción de agua salada y a la falta de oxígeno del cuerpo humano y que realizó en el campo de concentración de Dachau. Trabajó en Escuela de Medicina Aérea de Randolph Field, EEUU. Aun hoy en día el edificio de la US Air Force en San Antonio lleva el nombre de Hubertus Strughold.

El esfuerzo de la “Operación Paperclip” fue tal que incluso benefició a Otto Ambros, que fue juzgado y sentenciado en Nuremberg a ingresar en prisión por las experimentaciones del Zyklon-B, pero fue prontamente liberado para “ser integrado” como “consejero” de W.R. Grace Company, Dow Chemical, así como a los del US Army Chemical Corps.

El final que les deparó a tales monstruos no podía si no ser más extraño, pues tras la victoria en la “Guerra de las Galaxias” en el marco de la Guerra Fría, el Gobierno norteamericano redujo progresivamente las partidas a muchos de los proyectos que daban de comer a estos científicos. Algunos, a partir de la década de 1970, vivieron el fantasma de la persecución por sus crímenes y, aunque retirados, muchos fueron deportados.

La revelación esta operación secreta se produjo durante el mandato de Truman.

PARTE I: Operación MK Ultra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s